Elizabeth Barreto: La Llorona

Elizabeth Barreto con uno de sus medios favoritos.

¿Han escuchado de la leyenda popular de «La Llorona» alguna vez? Cuenta el relato que si cruzas por el puente Calabazas, de Coamo, podrías escuchar una voz… un llanto incesante. Se trata del lamento de una mujer que solloza y vaga por las rutas rocosas del río buscando algo… algo que ha perdido y que no hallará jamás. Hay muchas versiones de la historia. Algunos dicen que estaba dando a luz cerca del rio y que al pujar lo hizo con tanta fuerza que la criatura salió disparada hacia las tumultuosas corrientes. Otros dicen que ahogó a sus hijos porque estaba exasperada por el trabajo maternal y deseaba una pausa… y así, muchas otras versiones más nos señalan diversas decisiones o sucesos escalofriantes que antagonizan a la afamada «Llorona». ¿Mi teoría? Ella era una mujer… no, es una mujer y las miles de mujeres en el mundo. Llora. Todas lloran y con razón. Su clamor — y los clamores de miles y cientos de mujeres — reverbera y resuena creando ecos mundiales que gritan por socorro, por empatía, respeto… y equidad. Mi teoría es que «La Llorona» es el núcleo de los miles y millones de espíritus femeninos que claman por piedad y respeto, pero silentes porque milenios de opresión patriarcal las han sumido en una leyenda que camina errante por el puente calabazas de Coamo. A la entrevistada de este artículo le ha tocado no solo ver esas voces, sino también las ha escuchado en su silencio y por medio de su arte les ha dado la fortaleza para volver a sonar con gran firmeza.

Elizabeth se crió en Bayamón, Puerto Rico. Estudió pintura en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño en el Viejo San Juan y en 2010 se graduó logrando su BFA con concentración en pintura. Allí desarrolló su talento profesionalmente — al igual que su activismo — . Sí nació en Puerto Rico, pero ha hecho de México otra patria para ella. La artista, que en sus propias palabras no es de aquí ni de allá, nos relató en entrevista cómo el crecer y existir en medio de las acciones machistas en una sociedad patriarcal le han alcanzado y estado presentes durante toda su vida. Empezó a dibujar alrededor de los 12 años. Su soporte favorito es el papel y la madera y sus medios favoritos son el acrílico, el gouache y el aerosol. En aquellas épocas la artista veía mucha animación japonesa y, a partir de ese pasatiempo, creció su interés en dibujar personajes. Sin embargo, desde pequeña no solo estuvo expuesta al arte, sino que también a todo tipo de atemorizantes y traumantes abusos machistas que, en definitiva, marcaron su vida y la perspectiva con la que miraba el mundo. Siendo mujer, latina y parte de la comunidad LGBTTIQA+, Elizabeth ha sido el blanco de muchísimos ataques y ha tenido que presenciar los mismos y peores sufrimientos de sus iguales.

Elizabeth Barreto durante el proceso de creación de parte de la exhibición permanente del Museo las Américas.

Se podrían mencionar cientos y miles de incidentes machistas que le tocaron profundamente y que detonaron la toma de acción a través del arte, no obstante, esas son sus experiencias personales. En entrevista nos expuso que «… más allá de nombrarlas individualmente, han sido todas las experiencias que han sumado múltiples dolores en mi vida y en el arte he encontrado una manera de reconocerlos y emprender un camino hacia la sanación…» Y es que Elizabeth, más allá de buscar ser una guerrera en lo que pareciera ser una interminable batalla en camino hacia la equidad, expela — por medio de su arte — significativas dosis sanadoras. Igualmente, al ver sus obras no se puede evitar recibir el aroma a nostalgia y también escuchar las voces que gritan las millones de historias que recorren desde los inicios de la humanidad.

El proyecto más reciente de Elizabeth Barreto fue crear un espacio que pertenecerá a la exhibición permanente del Museo las Américas, en el Viejo San Juan, Puerto Rico. En este espacio Elizabeth desarrolló una especie de altar en donde se honran y brindan respetos a las mujeres víctimas de feminicidios. Esta idea debido a que el museo — con base a la tradición mexicana de la celebración del día de los muertos — sostiene comúnmente exposiciones con esta temática para representar esta festividad mexicana. Elizabeth fue la encargada de otorgarle vida o, mejor dicho, voces y rostros a todas las mujeres por medio del increíble mural que desarrolló y que actualmente está abierto al público desde el día 29 de octubre de 2021.

Cristina Davila e Israel (Talo) Ramírez entrevistando a la artista Elizabeth Barreto.

¿Quieren saber lo mejor de Elizabeth? ¡Ella es una gigante! Ha colaborado con organizaciones como el Taller Malaquita [dónde actualmente es artista asociada], el equipo de Todas PR y el Museo de Arte Contemporáneo en Puerto Rico [como tallerista y directora del programa enlace Museo/Escuela]. De igual manera también ha exhibido en múltiples espacios incluyendo en el Museo de Arte Puerto Rico, en la Universidad de Puerto Rico Recinto de Carolina, en el Museo de Arte Dr. López Pío en la Universidad de Puerto Rico Recinto Cayey, en el Museo de Arte y Diseño en Miramar y en el Museo de Arte de Bayamón.

Elizabeth es una pionera social y cultural. Como artista feminista le da al público la posibilidad de expresarse por medio de sus obras y puede que la leyenda de «La llorona» sea una fábula con el propósito de asustar personas, pero para aquellas mujeres que lloran y que han llorado, Elizabeth les guarda un gran espacio en sus piezas y les abraza con cada pincelada. Y es que el mensaje más contundente de las exposiciones de Elizabeth Barreto es que no tenemos que irnos tan lejos como a Coamo a poder escuchar los clamores de las mujeres. Simplemente miremos alrededor. ¿Realmente podemos pasar diez minutos sin que veamos la manifestación machista en nuestras mismas narices?

Al momento de preguntarle sobre futuros proyectos, Elizabeth nos confirmó que se mantendrá activa en la pintura y en la creación de murales, pero que se encuentra tratando de identificar y establecer su propio estudio o galería en Puerto Rico. Mientras esperas a poder recibir más detalles de sus pasos, te invito a que la sigas en sus redes sociales: la encontrarás en Facebook e Instagram como @cookingood y su contenido va dirigido a todo el público. Después de todo, aunque la protagonista de leyenda «La Llorona» sea una mujer, no nos podemos olvidar que los hombres también lloran.

Elizabeth Barreto: artista feminista y vanguardista.

--

--

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store